INFORME PSICOLÓGICO


NOMBRE Y APELLIDOS:
Raúl Cáceres Anillo.
SOBRENOMBRE:
Raúlo.


MOTIVO DE CONSULTA:
Inquietudes artísticas poco comunes. Interés por lo extraordinario, las rarezas y la exaltación del monstruo humano. Afán experimentador con los recursos comunicativos y expresivos del cómic. Obsesión por la fiabilidad histórica y documental. Dificultad para adaptarse a las normativas.


DATOS RELEVANTES DE SU PSICOBIOGRAFÍA:
- Vivió una extraña infancia en la que fue sorprendido varias veces leyendo a hurtadillas las colecciones privadas de sus hermanos mayores (Cimoc,Creepy,Vampus, El Víbora...). Esta contaminación ideológica sentó las bases de un desarrollo evolutivo marcado por el deseo constante de pintar monstruitos en los cuadernos destinados a las tareas escolares.


- Adolescente de carácter rebelde (quizás motivado por la represión de la religión impuesta en un colegio de curas) y alumno subversivo, fue promotor de un fanzine clandestino, "Vómito escolar", en el que se ponía verde a todo el profesorado. Esta brillante idea estuvo a punto de costarle la expulsión. Sufría, ya entonces, de un radicalismo ideológico y de una activa crítica social que vieron posibilidades de expresión en colaboraciones con "Birux","Fanzipote, el fanzine más potente"... y otros fanzines de la asociación Tebeonautas. Sus primeros contactos con el Rol y los misterios del esoterismo dieron lugar a un álbum de ilustraciones, "Ángeles Caídos". A partir de ese momento la perversión de su personalidad fue ya irreversible y comenzó una carrera de desenfreno y experimentación artística que no conocería límites estéticos ni temáticos.


- En su juventud encontró un lugar en Bellas Artes. Por primera vez, conoció a gente con inquietudes parecidas y los conflictos con el medio disminuyeron. Participó en "Rumble, Rumble", "Comunicarte" y "Bakayaro", con dos personajes surrealitas, como "Irene", una niña esquizofrénica. Empezó a perfilarse su estilo gráfico (grandes contrastes de luz y sombra) influenciado por Charles Burns, Mezzo y Pirus, Daniel Clowes y tantos otros. Ocasionalmente crea tiras las cómicas publicitarias de "La familia Butanítez" donde experimenta con los mensajes subliminales (bombonas de butano como símbolos fálicos).

- Finalizando la carrera entró a formar parte de la plantilla de Megamultimedia y lo que hasta entonces había sido una difícilmente contenida perversión sublimada se desató con la serie "Elizabeth Bathory", para la revista "Wetcomix", donde mezcla pornografía, gore y mitología. A partir de aquí ya no conoció freno: aberrantes y experimentales "Cuentos Mórbidos" vieron la luz; comienza la adaptación de las obras de Sade, "Justine" y "Juliette", para "Wetfetish", donde explora la filosofía del libertinaje.


DIAGNÓSTICO: (presumible). Aberrante fantasía sublimada en obra artística. Trastorno de la personalidad mixto (excéntrico y perfeccionista). Perversión de la sexualidad proyectada en espectros, vampiresas y monstruos. Debido a la dificultad que presenta el caso, aún no se ha podido llegar a un diagnóstico psicopatológico definitivo. El sujeto continúa en estudio.


PRONÓSTICO: Grave. La evolución será progresiva, sin posibilidad de remisión total o parcial. Sus rasgos de personalidad se potenciarán hasta el colapso dando lugar a la creación de un número excepcional de obras de gran originalidad y rigurosidad técnica.


INDICACIONES TERAPÉUTICAS:
No existe ningún modelo psicoterapéutico ni droga química que pueda convertirlo en una "persona normal". Por tanto, se recomienda posibilitar el desarrollo de su creatividad, abstenerse absolutamente de poner límites a la temática de sus obras y olvidar cualquier tipo de censura.


Esther Psyché, Psicóloga.